Como dice la canción,  no quedan días de verano. Tranquilos, no me voy a poner a cantar, estáis a salvo. ¿Cómo está nuestra piel después de estos meses? En verano sometemos a nuestra piel al calor, a la radiación solar, al aire libre, a los aires acondicionados, a los aviones (sobre todo los viajes largos), a las aguas cloradas de las piscinas,… La deshidratación de la piel es una consecuencia de estas pequeñas cosas que se suman, algo normal, y a su vez la piel pierde vitalidad.

Para ver en qué punto nos encontramos, vamos a hacer un repaso de lo bien o mal que nos hemos portado con nuestra piel durante este verano en cuanto a cuidados se refiere y así valoraremos nuestras necesidades. Os pongo mi ejemplo a la hora de hacer este repaso:

  1. En vacaciones hice mi neceser de forma “minimal” porque vi tanta maleta que me asusté y decidí llevar lo menos posible, así que me llevé muestras en lugar de productos grandes, excepto los fotoprotectores, no escatimo en eso (os voy a dar la lata con el tema de la fotoprotección, estoy muy concienciada).
  2. Quería llevarme unas muestras de un sérum con vitamina C, NECTALYS  de la marca GALÉNIC que me encanta para aplicarlo antes de la crema solar, pero se me olvidaron (primer fallo). La vitamina C es antioxidante y defiende a la piel frente a los radicales libres, así que un sérum con vitamina C “debajo” de un solar, protegerá la piel de manera más efectiva.
  3. Después, en lugar de mi limpiadora habitual me llevé unas toallitas desmaquillantes de Sensilis por eso de la comodidad: no tengo nada en contra de este tipo de toallitas, salvo que sólo sea para unos días, no de costumbre. Segundo fallo: no tengo la misma sensación de limpieza que con una limpiadora pura y dura. Pero reconozco que son comodísimas.
  4. Mi crema de noche BEAUTÉ DE NUIT que uso desde hace un tiempo y que me encanta, también de GALÉNIC, olvidada también (tercer error, qué desastre).
  5. El contorno de ojos no se me olvidó, menos mal. Como el envase es pequeño, vino conmigo. Ahora utilizo el de PHYSIOLIFT de AVÈNE.
  6. Excepto los días de playa, he intentado seguir mi rutina habitual, pero con esto de que en verano estoy más relajada, también me tomo con más calma todo y no he sido muy constante.

¿Qué os parece?  Cada uno que haga memoria, ya veréis, os sorprenderéis.

Pero ya queda tan poco para que acabe el verano, que os propongo un producto para recuperar la hidratación y la vitalidad de nuestra piel que normalmente perdemos durante estos meses. ¿Os animáis? Algo que me he propuesto con este blog es que os encante la cosmética y la dermofarmacia como a mí y que si os da perecilla ya sólo el pensar en aplicaros una crema, cambiéis de opinión y empecéis a cuidaros un poco más. Poco a poco, eso sí.

 

 

Espero que os guste el vídeo.

Besos y abrazos!

FARMATRENDY