La limpieza facial es el paso más importante en toda rutina de cosmética que se precie.