Factor de Protección Solar (SFP o FPS)

factor de protección solar, fps, spf

El factor de protección solar (FPS o SPF) es una medida de la protección que ofrece un producto cosmético frente a la radiación ultravioleta (UVA y UVB) del sol. El número impreso en el producto indica cuánto tiempo se puede proteger con el producto antes de quemarse por el sol.

El número FPS/SPF se calcula mediante una prueba de laboratorio donde se aplica el producto en la piel de un sujeto y se expone al sol. El número FPS/SPF se calcula comparando los resultados de la exposición sin producto y con producto. Si el tiempo de exposición con producto es el doble que sin producto, el número FPS/SPF es de 2. Si el tiempo de exposición con producto es el triple que sin producto, el número FPS/SPF es de 3, y así sucesivamente.

El número FPS/SPF tiene en cuenta tanto la radiación ultravioleta A (UVA) como la radiación ultravioleta B (UVB). Si el producto se etiqueta como FPS, significa que ofrece protección contra la radiación UVB. Si el producto se etiqueta como SPF, significa que ofrece protección frente a ambos tipos de radiación.

En general, cuanto mayor sea el número FPS/SPF, mayor será la protección. Sin embargo, los números FPS/SPF altos no significan una protección completa. Para obtener una protección óptima, es importante aplicar el producto de forma adecuada y con frecuencia.

Los números que acompañan a los SPF y FPS en los protectores solares indican el nivel de protección que ofrecen a la piel. Los números más comunes son SPF 15, SPF 30 y SPF 50. SPF 15 proporciona una protección básica contra los rayos ultravioleta, mientras que SPF 30 ofrece una protección significativamente mayor y SPF 50 ofrece la máxima protección contra los rayos UV.

En cuanto a la calidad de los protectores solares, las diferencias más significativas pueden estar en los componentes químicos usados para filtrar los rayos ultravioleta. Los protectores solares de mayor calidad contienen filtros químicos solubles en agua que son mejores para absorber los rayos UV, mientras que los de menor calidad contienen filtros químicos insolubles en agua que son menos eficaces. También hay protectores solares con filtros físicos, como el dióxido de titanio y el óxido de zinc, que son muy eficaces para bloquear los rayos UV. Los filtros químicos solubles en agua también tienen el beneficio adicional de ser resistentes al agua, lo que permite una mayor duración de la protección. Por último, los protectores solares de mayor calidad también contienen ingredientes adicionales, como vitaminas, antioxidantes, humectantes y otros ingredientes que ayudan a mantener la piel sana y protegida.

Los protectores solares infantiles suelen contener menos químicos y ser más suaves que los protectores solares de adultos, lo que los hace menos irritantes para la piel delicada de los niños. Los protectores solares infantiles también suelen tener una mayor protección contra los rayos UVA y UVB. Además, los protectores solares infantiles suelen contener aditivos para mejorar la hidratación y la suavidad de la piel, como aceites y extractos botánicos. Por último, los protectores solares infantiles suelen contener una mayor cantidad de filtros solares que los protectores solares de adultos para ofrecer una mayor protección.

Los protectores solares faciales suelen tener una textura más ligera y un factor de protección solar (FPS) más alto para proteger la piel del rostro, algo más delicada. Por otro lado, los protectores solares corporales tienen una textura más gruesa, ideal para cuando se va a estar en contacto directo con el sol durante un largo periodo de tiempo. Además, suelen tener un FPS más bajo, ya que la piel del cuerpo es algo más resistente.

La diferencia entre usar la protección solar y usar cremas y cosméticos con protección solar es que la protección solar es un producto formulado específicamente para proporcionar protección solar, mientras que las cremas y cosméticos con protección solar son productos que ofrecen una cantidad limitada de protección solar. Esto se debe a que los productos con protección solar contienen una cantidad limitada de filtros solares, mientras que los productos de protección solar contienen una cantidad significativa de filtros solares, por lo que el nivel de protección es mayor. Además, la protección solar también contiene ingredientes adicionales que ayudan a prevenir los daños causados por la radiación ultravioleta, como los antioxidantes.

  Quién soy -> Farmacéutica Bloguer María Gironés Puedes visitarme en: